Por un filtrante

SAN FRANCISCO DE MACORÍS – Una conserje, llamada María Altagracia Jiménez, de una escuela de San Francisco de Macorís, le desfiguró el rostro a la directora del centro educativo. El hecho ocurrió cuando una ingeniería iba a construir un filtrante para la escuela, próximo a la casa de la conserje, donde esta última no quería que se construyera el filtrante.
La directora del centro, acompañada de los obreros y la ingeniera, fue al lugar donde iban a construir el filtrante para tomar fotos y mandarlas al la ADP. Fue en ese momento que un grupo de personas salen afuera, agrediendo a la directora del centro, dejándole una herida muy profunda en la cara y múltiples rasguños en el mismo lugar.
Un grupo de personas ha decidido solicitar la cancelación de la conserje, que se encuentra trabajando en el centro educativo Eusebio Manzueta. Una hija de la conserje dice que la directora tenía un bisturí en la mano, y que también agredió a la conserje. “Mi madre está detenida por el caso, mientras que la directora anda suelta atento porque tiene una hija que la puede ayudar”, dijo la hija de la conserje muy indignada por la situación. A raíz de esto, la ADP ha abierto una investigación profunda del caso.

Publicar un comentario

0 Comentarios